Close

LOS NIÑOS PRIMERO

PLAN 

LOS TALENTOS SE DISTRIBUYEN NATURALMENTE IGUALES PERO LAS OPORTUNIDADES NO, POR ESO INVERTIR EN LA EDUCACIÓN INICIAL ES CLAVE PARA UN PAÍS JUSTO.

Queremos nivelar la cancha ahí donde el origen de la desigualdad injusta se produce: en los primeros años de vida. Nuestro programa pone el acento en una causa largamente postergada: los niños. 


Si queremos que disminuya la desigualdad, es urgente ocuparnos de que esa brecha no se siga generando hoy, y para ello es esencial tener un foco particular en la educación preescolar y escolar, en la atención de salud de los menores, en las condiciones de vivienda y seguridad, y en la rehabilitación efectiva en aquellos niños que por diversas razones han visto vulnerados sus derechos.

POR ESO PROPONEMOS

La educación parvularia en Chile está dividida en cuatro niveles; sala cuna, correspondiente a niños desde los 3 meses a los 2 años; jardín infantil (medio menor y medio mayor), desde los 2 a los 4 años; pre-kinder (o primer nivel de transición) para niños de 4 años, y kínder (o segundo nivel de transición) para los de 5 años. 


Si bien el país ha hecho esfuerzos en aumentar la cobertura a este nivel, sigue siendo insuficiente: solo 5 de cada 10 niños en estas edades asiste a algunos de estos tipos de establecimientos, comparado con 7 de cada 10 en la OCDE. A su vez, mientras 8 de cada 10 niños de entre 4 y 5 años asisten a algún tipo de establecimiento, para niños menores de 3 años solo 3 de cada diez lo hacen. 


Si bien es fundamental aumentar la cobertura, no podemos descuidar la calidad y el involucramiento de los padres en este proceso. A continuación nuestras propuestas en esta dirección.

1. Educación inicial:

Acceso universal y de calidad

Con el objeto de fortalecer el acceso al nivel de sala cuna, es fundamental terminar con la injusta norma que hoy establece la obligación de que únicamente las empresas con más de 20 mujeres deban proveer de sala cuna para sus trabajadoras, lo que adicionalmente genera un enorme desincentivo a la contratación de mujeres. Nuestra propuesta es que, independiente del tamaño de la empresa y del género del trabajador, toda familia, padre/madre soltero pueda acceder al beneficio de contar con una sala cuna y luego un jardín infantil. La responsabilidad de financiar esta política debe ser del Estado a través de impuestos generales y de la debida coordinación con establecimientos particulares.


En materia de cobertura de educación pre-escolar proponemos un plan en dos etapas. La primera, a 4 años plazo, consiste en un aumento progresivo de la cobertura de educación preescolar no obligatoria (de los 2 a los 4 años), cerrando las brechas que hoy existen por grupos socioeconómicos y que son particularmente fuertes en los primeros años del niño. Relacionado a lo anterior, es fundamental acortar las brechas que subsisten entre las zonas urbanas y rurales en esta materia. La segunda etapa, también a 4 años plazo e inmediatamente después de la primera etapa, contempla aumentar la cobertura en este nivel, para igualarla con la cobertura promedio de la OECD.

a) Cobertura

Es fundamental que el foco no esté sólo en la expansión de cobertura sino también en la calidad de la educación inicial. Es por ello que nuestra propuesta no se limita a ofrecer cobertura o a que las salas cunas y jardines infantiles sean meras guarderías. De lo contrario podríamos estar separando a nuestros hijos del cuidado parental, para reemplazarlos por parvularios de mala calidad, lo que tendrá un efecto negativo en su desarrollo. Es en los primeros años de vida de nuestros niños cuando se comienzan a desarrollar las habilidades más influyentes para el correcto aprendizaje subsecuente. En consecuencia, lo bien o mal que lo hagamos en esta etapa marcará el futuro de nuestros niños. 


Por ello es que nuestro compromiso pasa, además, por integrar políticas educacionales y redes de apoyo social para el desarrollo infantil y preparar profesionales y/o técnicos especializados en conjunto con la tecnología y material necesario para la intervención. Y más importante aún: en línea con la evidencia internacional, nuestra propuesta considera además un fuerte involucramiento de las familias y comunidades en el proceso educativo y redes de apoyo para el desarrollo infantil.

b) Calidad

Creemos en la importancia de resguardar el derecho y la libertad de los padres para escoger cómo y dónde educar a sus hijos. Por ello, proponemos el financiamiento público de esta red de salas cunas y jardines infantiles, que permita un sistema de provisión mixto para la educación pre-escolar, a través de salas cuna y jardines dependientes del Estado como de establecimientos privados. El apoyo a los privados se logra a través de subvenciones del Estado (similar a subvención SEP) a organizaciones de la sociedad civil que creen y administren jardines y salas cuna. Todo el sistema estará bajo una estricta regulación que asegure la calidad e intervenciones adecuadas, dado que ellas se efectúan en los años más importantes de formación y sus efectos son permanentes. 


A su vez, dado que hay razones de demanda y no solo de oferta por la que los niños no asisten a la educación parvularia, es importante contar y potenciar modalidades alternativas (visitas domiciliarias, escuela para padres, apoyo al cuidador principal, etc.) de cuidado y educación, ya que no todos los niños asistirán al sistema público/privado. Contar con una red robusta que asegure una total calidad en la educación inicial para nuestros hijos, es también una forma de asegurar las mujeres y padres trabajar con la tranquilidad de saber que sus hijos están protegidos y seguros. En este sentido tiene, además, naturales efectos virtuosos en el mercado del trabajo. Esto es particularmente relevante considerando la baja participación laboral femenina que existe en Chile.

c) Organización: oferta pública y privada

2. Fortalecer la protección social de nuestros niños: Reformas al SENAME

Hoy en día el SENAME se ha convertido en una de las instituciones públicas más cuestionadas del Estado, al fracasar en el objetivo de proteger a los niños más vulnerables de nuestro país. El nivel de complejidad de los niños que llegan al servicio ha aumentado en forma abismante en el último tiempo, pasando a atender a niños con problemas de drogas, abusos, prostitución, entre otros. A pesar de este aumento de complejidad, la institucionalidad del SENAME y las políticas de infancia asociadas a la protección no han evolucionado acorde a esto. No ha habido voluntad política para cambiar el estado de las cosas, y niños y niñas siguen sufriendo condiciones de vida indignas, con riesgo inminente para su salud física y psicológica, sometidos a condiciones que en algunos casos los han llevado a la muerte por abandono e indolencia. 


Quisiéramos, como todos, que ojalá el SENAME –en tanto organismo público dedicado a la protección y rehabilitación de nuestros niños en situaciones de vulnerabilidad, que por distintas razones no cuentan con una red familiar cercana para protegerlos-, algún día no tuviera que existir. Sin embargo, mientras aquello no ocurra, nos urge y no dejaremos ni una iniciativa ni acción por hacer con el fin de hacer del SENAME una institución pública que de efectiva protección y defensa a los derechos de los niños y niñas que lo requieren.

Fortaleceremos la institucionalidad del SENAME, acelerando la tramitación de la Ley de Protección de los Derechos de la Niñez. También exigiremos la aplicación del sistema de Alta Dirección Pública a todos los cargos directivos, al mismo tiempo de aumentar los niveles de autonomía del servicio, en cuanto órgano ejecutor de políticas públicas. Recordemos que en nuestro programa, el SENAME pasa a depender de la Subsecretaría de la Infancia, que forma parte del Ministerio de Desarrollo Social. 


Aumentaremos la subvención para cubrir el 100% del costo real de atención de los niños el sistema de protección, y aumentaremos los cupos de los programas de intervención especializada para salud mental, y procesos adecuados de rehabilitación por dependencia de drogas y alcohol.


Crearemos la figura del Defensor de los Niños, en el marco de la Defensoría de las Personas que proponemos en el ámbito de la promoción, protección y defensa de los derechos humanos. 


Crearemos un moderno sistema de monitoreo, evaluación y fiscalización que permita identificar y caracterizar a todos los menores sujetos de atención, que entregue alertas ante casos de riesgo y permita evaluar el impacto de cada programa implementado.


Comisión de Verdad sobre el SENAME: Levantaremos información para aclarar los abusos a los derechos humanos que han ocurrido durante décadas en el SENAME, lo cual ayudará a establecer medidas para que no vuelvan a ocurrir. • Fomentaremos el sistema de Familias de Acogida: haciendo menos traumática la separación de la familia de origen y permitiendo una reinserción más fácil. 


Reformaremos la Ley de adopción para agilizar el proceso y procurar que el paso de los niños por el SENAME sea lo más breve posible. Implementaremos programas de acompañamiento que permitan el reintegro exitoso de los menores en su entorno.

3. Otras propuestas que apuestan a invertir en nuestros niños

La convicción que nuestros niños deben ser los primeros de la fila a la hora de priorizar y definir políticas públicas, va más allá de las propuestas específicas antes señaladas, fundamentando y cruzando de manera transversal todo nuestro proyecto político. Así entonces, y a modo de ejemplo, podemos señalar las siguientes propuestas.

Fortalecer la educación pública, aunque sin renunciar a la libre elección de los padres entre colegios municipales, particulares subvencionados y particulares pagados, es un imperativo. Resulta preocupante constatar que, a nivel país, hoy menos de la mitad de alumnos de 2° básico alcanzan lo que el currículum indica para lectura. Este resultado es más dramático aún a nivel de los colegios municipales a los que asiste casi el 40% de los estudiantes del país.


Por eso, nos comprometemos a generar los cambios e incentivos necesarios para que todos nuestros niños sepan no solo leer desde pequeños, sino que leer bien, y que todo egresado de educación básica sepa efectuar las operaciones aritméticas esenciales.

El proceso de adopción en Chile presenta deficiencias que afectan el bienestar del niño al obligarlo a permanecer en una institución por más tiempo del necesario. Esta reforma busca que los niños estén bajo el cuidado de una familia que los proteja y les entregue el cariño necesario. Para lograr ese objetivo, fortaleceremos el sistema para la identificación de posibles padres adoptivos, y eliminaremos el orden de prelación existente, para que las personas más idóneas sean quienes adopten, sin importar su estado civil, nacionalidad o inclinación sexual. Finalmente, entregaremos acompañamiento post adopción de calidad a las familias adoptivas.

• Educación básica

• Apoyo a las familias para la crianza de sus hijos.

• Educación Media

con el objetivo de reducir la cifra actual (46 por cada mil mujeres) y prevenir los problemas que éste genera. Los programas de prevención no se limitarán al uso de métodos anti conceptivos, sino a la educación sexual integral.

Asegurar competencias básicas en lectura, matemáticas y ciencia. Nuestra meta es invertir las proporciones de nuestros magros resultados a nivel secundario en la prueba PISA de la OCDE. En una escala de 1 a 6, en que 6 denota competencias avanzadas, hoy 2 de cada 3 estudiantes chilenos están por debajo de nivel 3 en lectura, ciencias y matemáticas. Nuestro objetivo es que en una generación 2 de cada 4 estén en Nivel 3 o superior.

• Reforma a la ley de adopción

• Terminar con el bullying en los colegios

Incluiremos a los padres en el proceso educativo de sus hijos, incorporando progresivamente programas de “escuelas para apoderados” en los establecimientos educacionales, donde se les entreguen herramientas para fortalecer el desarrollo de sus hijos y potenciar su aprendizaje.

Nos comprometemos a combatir fuertemente el bullying escolar, en todos los colegios del país ya sean públicos o privados.

• Fortaleceremos la prevención del embarazo adolescente.

No es justo que sean precisamente las familias que viven en comunas con menos recursos, las que carezcan de espacios y áreas verdes de calidad que puedan suplir o complementar los espacios de esparcimiento que hoy ofrecen principalmente los colegios. Tenemos un plan para recuperar espacios e infraestructura pública, como parques y plazas que hoy están dominadas por la delincuencia, así como para asegurar que toda comuna de escasos recursos con más de 50 mil habitantes, tenga a disposición de sus vecinos, un parque con altos estándares de calidad y seguridad, que permita ser un lugar de encuentro de toda la comunidad, pero especialmente para nuestros niños.

• Ciudad Justa

4. Financiamiento de nuestra propuesta:

Invertir seriamente en los niños es oneroso. La ampliación de la cobertura en los primeros años de formación (particularmente en las modalidades de sala cuna y jardines infantiles) y, sobre todo el esfuerzo en calidad, conlleva un esfuerzo financiero significativo. 


Actualmente el gasto público a nivel preescolar asciende a aproximadamente 1.100 millones de dólares. Nuestra propuesta implica más que duplicar ese monto en un horizonte de 8 años para llevarlo a 2.500 millones de dólares. Además de incrementar la cobertura para llevarla a los estándares internacionales del primer mundo, este esfuerzo también implica ir convergiendo al gasto por alumno que esos países tienen y que es más del doble del de nuestro país.


¿Cómo llegarán estos recursos? Para financiar nuestra propuesta, planteamos invertir el orden de prioridades que ha tomado Chile y que ha puesto el acento en la gratuidad en la educación superior. A modo de ejemplo, el costo de nuestra propuesta de infancia es menor al gasto que según el gobierno implica asegurar gratuidad universitaria para los 7 primeros deciles de ingreso y menos de la mitad de lo que significa la gratuidad universal. Como hemos explicado en nuestro programa de gobierno, el financiamiento de la educación superior debe hacerse esencialmente a través de un crédito solidario contingente al ingreso. La política pública responsable implica tomar opciones y nosotros no nos perdemos ni por un solo segundo: nuestra opción está en nuestros niños. Un Chile que busca igualar la cancha de las oportunidades y tener una sociedad más justa así lo exige. 

LOGREMOS QUE ESTAS PROPUESTAS SE VUELVAN REALIDAD.

VOTA POR FELIPE KAST EL 2 DE JULIO EN LAS PRIMARIAS DE CHILEVAMOS!

La evolución parte contigo y puedes ayudar de muchas formas. Únete a la campaña!